miércoles, 10 de diciembre de 2008

Palabras desde la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, para Cronos

Primeras impresiones…

¡Es enorme! Pasillos y pasillos con stands de editoriales de todo el mundo, auditorios, explanadas con muestras fotográficas, foros para conciertos, y miles de bibliófilos corriendo y hablando. Mi amiga Muffin dice que soy pésima para moverme entre las multitudes, pues aun siendo pequeña, la gente me asfixia y me mueven a empellones. En la FIL se escuchaban por igual español e italiano, pues Italia fue el país invitado de honor este año, y creo que fue una gran suerte para nosotros viajar a esta edición de la FIL.

Il bel paese

Hace algunos meses escuché el rumor de que Umberto Eco estaría entre los escritores invitados, al parecer no fue así, pero de cualquier manera conocimos a escritores italianos geniales:

Nicoletta Costa: Muffin le pidió un dibujo de un sol (Disegname il sole), a mí me parece asombroso cómo en cuestión de segundos ella dibuja personajes fantásticos. Aunque Nicoletta se especializa en libros para niños, fue curioso ver cómo en la FIL los casi adultos de histórico social nos divertimos como enanos…

Silvana Gandolfi: Ella compara la creación literaria con preparar una buona minestra, una buena sopa. 

Ingredientes:

Desiderio (deseo) = verdura

Linguaggio simple (lenguaje simple) = aceite de oliva

Movimiento = il aglio e la cipolla (ajo y cebolla)

Fantasia = peperoncino (chile)

Identificazione con il personaggio (identificación con el personaje) = le spezie (las especias)

Il supporto (el soporte) = sale (sal), sazona todos los libros de un mismo escritor.

Notas rápidas de la conferencia “Escribir para los lectores del mañana”:

Italo Calvino, a quien Silvana admira y estima mucho, habla de un viajero que reconoce lo poco que es suyo cuando se da cuenta de lo mucho que no tuvo. Este viajero es el lector, y este “mucho” puede encontrarse en los libros. Entonces sucede algo mágico. El libro se hace parte de ti, se convierten en seres “en simbiosis”, y lo que queda al terminar de leerlo es esa unidad, más que la trama del libro.

Cuando estás solo leyendo, se crea un ambiente de complicidad con el escritor. “Un libro no pide nada y da mucho. La sensación de pertenecer a la humanidad.”

En el Café Literario, donde se realizaban las conferencias con autores italianos, nos regalaron vasitos de café espresso Illy, chocolates Ferrero Rocher y buen vino blanco… yum.

Pino Cacucci nos obsequió a los asistentes a la plática “México bajo la lente de Tina Modotti” una copia firmada de su libro, una biografía breve y amena de Tina. Ya he escrito en este blog acerca de la vida y el trabajo de TM, una fotógrafa maravillosa y con una vida apasionante.

Patrizia Cavalli es mi nueva poetisa favorita… Estuve en un recital de poesía en el que ella leía los textos originales en italiano, y su amigo Fabio leía la traducción al español. Al salir del evento, corrí a comprar su libro, que exige ser leído en voz alta, pues como dice Borges, la poesía es una forma de música. Esto es especialmente cierto con la poesía italiana. He aquí algunos fragmentos.

Come alle tante mie calzette

non tiene piú l'elastico al mio cuore,

cede e mi scopre, ho freddo.


Como a muchos de mis calcetines

al corazón no lo sujeta ya el elástico,

se afloja y me descubre y tengo frío.

~

Butta la pasta, arrivo!

Ah che gioia, mi dànno da mangiare.

L'acqua però non bolle, non ancora.

Che qualcuno stia lí a scaldare

l'acqua e poi arrivare in tempo

prima che la pasta scuocia

o che magari sia diventata fredda,

in quel momento esatto sempre

un po' isterico, sí proprio in quel momento

quasi sacro della scolatura,

questa fretta felice prima o poi,

anche ai più disgraziati, a tutti toca.


¡Echa la pasta, que ya voy!

Qué alegría, me dan de comer.

Pero el agua no hierve, no todavía.

Que alguien esté ahí calentando

el agua y luego llegar a tiempo

antes de que la pasta se recueza

o se enfríe, en ese momento

preciso y siempre un poco histérico,

sí justo en ese instante

casi sagrado del escurrimiento,

esa prisa feliz, aun a los más desventurados,

tarde o temprano a todos toca.

Creatividad en México

Apenas llevábamos un par de horas en Guadalajara, y Muffin y yo ya íbamos cargadas de libros. Para detener por un rato las compras compulsivas, entramos a la mesa redonda “Y con ustedes… El Chamuco”, en la que participaron los geniales moneros Rius, El Fisgón, Rapé, Helguera, Hernández y Cintia Bolio. Los lectores de La Jornada ya estarán familiarizados con estos señores, y con la serenidad con que se comen vivos a nuestros gobernantes. Presentaron un arcón navideño que incluía las galletitas de la suerte Ebrard (“pantalla mata legítimo”), la minisotana que cambiará la imagen conservadora de la Iglesia Católica, y la imagen del lloroso peso mexicano en el diván del psiquiatra (“¡Siento que no valgo nada!”). También nos recomendaron algunas novedades editoriales en la Feria de Infamantes Libelos (FIL): Títulos como Cuatro años de soledad y El Cid Campechador, de la autoría de nuestro presidente, Crímen sin castigo de Ruiztoievski, Él esconde un monje de Cristo, La Dama de las Camionetas… Reímos como descosidos y ovacionamos grandemente a los moneros. Larga vida a la caricatura política.

También estuvimos en la presentación del nuevo libro de M. B. Brozon, 36 kilos. (Conservatorianos, ¿recuerdan Historia sobre un corazón roto y tal vez un par de colmillos? Es de la misma autora.) No les contaré de qué se trata, mis amigos seguramente ya lo intuyen, además de que yo ya no tenía dinero para comprar el libro… Pronto lo haré, y tal vez entonces sí escriba una reseña.

Un evento menos humorístico y más filosófico fue la presentación del libro La significación del silencio, de Luis Villoro. Pensé que el título aludía al silencio musical, como una pausa justa que puede abarcar todo un universo. No es ése el tema del libro, pero como estudiante de histórico-social, el pensamiento político de Villoro me parece muy interesante, creo que es importante que los filósofos mexicanos planteen proyectos alternativos de nación, especialmente pensados para México, porque seguir la onda neoliberal no está trayendo nada bueno (Las penas con PAN son más…). La idea general de La significación del silencio es reconocer al “otro” –en el caso de México, los indígenas- como iguales, pero también como diversos; no quedarnos en nostalgia del comunitarismo, sino construir a partir de él.

“El silencio acompaña al discurso como trasfondo y trama.”

“El lenguaje es el espacio entre dos silencios. La verdad es silenciosa.”

Villoro reflexiona sobre lo indecible, lo sagrado, lo místico. El ensayo La mezquita azul, una experiencia con lo otro, está dedicado a Ludwig Wittgenstein, y retoma ideas de su Tractatus Logico-Philosophicus. Investigando sobre este último libro, me topé con la hermosa palabra alemana Gedanke, pensamiento, que elegí como mi nuevo seudónimo de blogger. Tampoco hubo dinero para comprar La significación del silencio, pero un día…

Conciertos en la FIL

Se hace de noche…

Se ve un castillo…

Se abre la puerta…

¡Y sale un vampiro!

Saca un cuchillo…

Y unta pan con mantequilla, unta pan con mantequilla…

Luis Pescetti es sencillamente genial… En mi grupo todos somos mayores de 17 años, pero nos divertimos un buen bailando merequetengue tengue tengue, y era una ballena gorda gorda gorda, somos puercos y nos gusta estar en el chiquero, embarrados todo el día panza al aire así, pastel de chocolate sin cáscara es lo que siento por ti, si tu boquita fuera de mayonesa… Y al final Ay Lilí… Abrazo colectivo del grupo 504.



Daniele Silvestri: No puedo decir si su concierto fue de rock, blues, ska o electro… pero estuvo con ganas. Aunque no entendemos mucho italiano, rockeamos y gritamos como sólo el público conocedor mexicano sabe hacerlo.


3 comentarios:

Vesper Lindärien dijo...

Y tenemos que volver al año que viene...

Gedanke dijo...

Desde luego... Me gustaría saber a qué país estará dedicada la FIL 2009, pero parece ser que eso se anuncia pocos meses antes :-|

Gedanke dijo...

No puede ser... ya revisé la página y la FIL 2009 estará dedicada a Los Ángeles... :-S